Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2018

Byung-Chul Han nos muestra los males que aquejan a nuestra sociedad

Imagen
Ayer asistí a la conferencia del filósofo surcoreano Byung-Chul Han en el CCCB de Barcelona, presentando su último libro y me quedé como nuevo. No tenía ni idea de quién era hasta que una buena colega me convenció para que le acompañase y os reconozco que fui con un cierto rictus de desconfianza. Me dijo que era un conocido crítico y analizador de la sociedad hiperconsumista y neoliberal que vivimos y que en sus libros aporta reflexiones interesantes que coinciden, algunas, con muchos de mis planteamientos de crítica social que le suelo verbalizar (castigar) en nuestras conversaciones de café o de gintonic.

Como aperitivo nos disertó sobre el deseo de autenticidad que embarga a la mayoría,  un deseo de querer ser distintos de los demás pero que a la postre nos fuerza a "producirnos a uno mismo", algo imposible, por lo que la autenticidad aporta solo "diferencias comercializables".

Habló también de la autoexplotación de la sociedad actual afirmando que nos explotamo…

El Foraster, la perla de TV3

Imagen
En los tiempos que corren nombrar la palabra televisión nos provoca un cierto rictus de asco de la misma forma que hablar de periodismo nos insufla una inmediata desconfianza. Y que conste que he trabajado como periodista de televisión por lo que soy como llaman los letrados, causante de parte. Pero a veces te encuentras con perlas, soplos de aire fresco en el desierto asfixiante de la tedeté. Hoy quiero referirme a esa joya que emite TV3 desde hace algunas temporadas y que se llama "El foraster", el forastero, con el actor Quim Masferrer de maestro de ceremonias. Subido en su pick-up naranja, armado únicamente con un micro de capuchón azul o amarillo, este actor se funde entre los habitantes de los pueblos que visita.

Quim es un comunicador, es buen tío, es simpático. Y siguiendo el consejo que un día le dio su padre, pagés gerundense, visita a las gentes de esos pueblos con mucha humildad, escuchando más que sermoneando, manifestando interés por sus pequeñas cosas y rutina…