Perfectos desconocidos, la peli que te hará odiar tu móvil

Doy fe que lo que os voy a contar es cierto. El sábado fui con unos amigos a ver la última película de Alex de la Iglesia, Perfectos Desconocidos. Muchos de vosotros seguramente ya la habréis visto, así que si os digo que una de las amigas que vino, en un ataque de celos con su chico, se cargó al día siguiente el smarphone de última generación, me entenderéis. Consecuencias colaterales, en mentes de espectador@s algo inestables, de una excelente comedia que os recomiendo del todo.

Mi amiga emuló al personaje intrepretado por Belén Rueda que en los momentos finales  del film (no pretendo hacer ningún spoiler) tira el perverso móvil desde las alturas en un ejercicio catártico de purificación individual. A Belén le acompañan un elenco como Eduard Fernández, Ernesto Alterio, Juana Acosta, Eduardo Noriega , Dafne Fernández y Pepón Nieto. Están tod@s sensacionales. Hacía tiempo que no veia una peli con semejante ritmo, brutal, sin descensos ni momentos muertos. Un guión que me enganchó desde el minuto 1 con la factura de Alex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarria, el primero también en un excelso trabajo de dirección de actores. Remake de la italiana Perfetti sconosciutti, exítazo el año pasado en Italia, le llegó al director por encargo del boss de Mediaset, Paolo Vasile, fascinado éste con la versión italiana.

Perfectos Desconocidos tiene un argumento muy cercano a nuestas vidas: un grupo de amigos se reunen en una cena en casa de la pareja interpretada por Rueda y Fernández. Deciden jugar a un juego peligroso y perverso: poner encima de la mesa todos los móviles e ir leyendo en voz alta o escuchando con manos libres los mensajes y llamadas que les entren. Los secretos amargos escondidos dejaran al descubierto las miserias hipócritas en las relaciones de pareja y en las relaciones de amistad, en una dolorosa acción de exposición pública de nuestra intimidad con consecuencias incalculables en una noche inquietante de luna llena.

Fotograma de Perfectos Desconocidos

Mi amiga, la que estrelló el móvil sugestionada por la pelicula, parece que está en trámites de adquirir un nuevo smartphone y también de nuevo chico. Y es que los móviles deberían advertir sobre su pantalla, junto al logo de encendido, que su uso puede afectar seriamente a nuestra felicidad. Porque su verdadero "peligro" no son precisamente las radiaciones.






Entradas populares de este blog

La delincuencia rumana: una plaga bíblica

El vídeo erótico de Olvido Hormigos concejal socialista en Los Yébenes

¡Mamá, quiero trabajar en TV3!