29 de mayo de 2015

La denuncia desesperada de Yasmina

La España de dibujos animados que se empeñan en vendernos los de siempre tiene su paralelismo en la España real que la mayoría de ciudadanos sufrimos a diario. Otro ejemplo sangrante: el de Yasmina, la malagueña de 21 años, estudiante de tercero de Relaciones Públicas y Publicidad,  modelo estudiantil con sobresaliente de media y a la que el Ministerio de Educación y la Junta de Andalucía retiraron la percepción de la beca para pagar la matrícula.

El padre de Yasmina está en el paro mientras que su madre acaba de hacerse autónoma para poder vender en mercadillos ambulantes, una salida para traer algo de sustento en la casa de una familia con una situación muy precaria, sobre la que pesa una orden de ejecución hipotecaria. Una casa que, aún siendo ya casi del banco, pesa en los balances de los bienpensantes fiuncionarios de la Administración como patrimonio familiar mondo y lirondo, hecho por el que a Yasmina le deniegan la beca.

Ante la posibilidad de tener que abandonar por causas de "fuerza mayor" la Facultad, la chica tuvo el coraje de publicar este vídeo que inserto, S.O.S online donde los haya, vídeo que se ha convertido ya en viral y que ha propiciado que la Universidad de Málaga se ofrezca a cubrirle los gastos de este curso.

Le salvó el coraje, lo contrario que a otros cientos de miles de estudiantes españoles a  los que los recortes generalizados y el nuevo régimen de ayudas al estudio han sumido en la más absoluta desesperación Como apunte decir que solo en Andalucía los universitarios han perdido 50 millones en becas.

El vídeo de Yasmina denunciando su caso