30 de diciembre de 2014

Villancicos protesta

Una imagen dicen que vale más que mil palabras. Pero una imagen que además nos provoque una sonrisa, multiplica exponencialmente su impacto. Y eso es lo que se han propuesto los miembros de la PAH y de la Asamblea de parados de Burgos. Para ello, ni cortos ni perezosos, se han plantado en la sede del PP en la capital burgalesa armados con su mejor timbre vocal y con alguna pandereta, para interpretar sus denominados villancicos protesta.

Los peces en el río  del villancico se transforman aquí en "cargos en el partido" que en vez de beber y beber y volver a beber "trincan y trincan y vuelven a trincar, partido socialista y partido popular".

Porque a falta de una canción protesta como a finales del franquismo,  un villancico tuneado interpretado a voce en la sede de los más tunantes, pues también nos vale.